Archivo de la etiqueta: Bienvenidos a la fiesta

‘A partes iguales’, entre los mejores álbumes de 2012, según Bienvenidos a la fiesta

darabuc-a-partes-iguales-bienvenidos-a-la-fiesta-b

Fuente: Bienvenidos a la fiesta. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Archivado bajo A partes iguales, Álbum ilustrado, Cuentos en español

‘A partes iguales’, reseñado en Bienvenidos a la fiesta

  • Muchas gracias a Luis Daniel. Copio de aquí.

Amigos unidos

A partes iguales, un álbum de Lina Žutautė con texto de Darabuc, trata sobre una joven que, a lo largo de un viaje, se lleva consigo a personajes con habilidades especiales llamados Brazodegorila, Orejademurciélago, Hocicodetoro y Ojodeáguila, con la promesa de que todos van «a partes iguales». Y, cuando llegan a la capital del reino, deciden participar en un concurso convocado por un rey cruel e injusto.

Darabuc explica en su blog tanto los rasgos de la narración —un cuento popular recreado con más presencia de personajes femeninos, entre otras cosas—, como los de las imágenes, bien compuestas y con un estilo que cabría llamar hipersurrealista por la multiplicación de los detalles imaginativos. Para el lector niño la historia tiene además el atractivo de ver a un grupo de amigos tan hábiles que se las arreglan para dar su merecido al malvado (casi una constante del autor, pues el mismo núcleo argumental tienen La bruja Horripilarda, Sopa de nada, y Ojobrusco).

Lina Žutautė. A partes iguales (2012). Texto de Darabuc. Pontevedra: OQO, 2012; 40 pp.; ISBN: 978-84-9871-390-9.

Deja un comentario

Archivado bajo A partes iguales, Álbum ilustrado, Cuentos en español, Reseñas

‘Sopa de nada’: otras versiones. ‘Stone soup’, de Marcia Brown

darabuc-sopa-stone-soup-marcia-brownUna de las primeras versiones en álbum de este cuento, a dos tintas, y, al mismo tiempo, una de las más tradicionales en cuanto a su contenido, es la de Marcia Brown (1947), ilustradora premiada con la medalla Caldecott. Hoy tiene un aire indudablemente antiguo.

Me puso sobre la pista Luis Daniel González, que resume así el argumento en Bienvenidos a la fiesta: «Tres soldados que regresan de las guerras napoleónicas llegan a un pueblo y piden comida y alojamiento. Los lugareños, asustados, se confabulan para decirles que nadie tiene nada. Ellos les explican entonces que harán una sopa de piedras para todo el pueblo. Y empiezan la preparación pública de la sopa: cuando está todo en marcha van, poco a poco, pidiendo un poco de sal y pimienta, de zanahorias, de verduras, de carne… Y, poco a poco, la sopa de piedras queda riquísima.»

Deja un comentario

Archivado bajo Álbum ilustrado, Sopa de nada