La tregua de los mercados

.

Después de tantos días de angustias, nervios e incluso vómitos, los mercados —¡por fin!— nos concedieron una tregua y volvieron a ofrecer en sus paradas lechuga de hoja de roble, batavia y romana (de calidad). La iceberg parece corcho, ¡no hay quién se la coma!

.

.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuentos dispersos, Cuentos en español, Microrrelatos (jóvenes y adultos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s